ENTREVISTA A CAMINO CAÑÓN: «La Iglesia cuenta con un gran tapiz de colores: los carismas»

Ana Moreno Marín

 
Camino Cañón, 67 años, natural de La Virgen del Camino (León), tierra de peregrinos de donde le viene el nombre. Miembro de la Institución Teresiana, ha sido durante 8 años presidenta del Foro de Laicos. Es catedrática de Lógica Matemática de la Universidad Pontificia Comillas y directora de la revista cultural revista-crítica.es
 
–Han sido 8 intensos años al frente del Foro de Laicos. ¿Cómo los resumiría?
–Diría: gratitud y comunión.
 
–¿Cuál es la función del Foro de Laicos y quiénes lo integran?
–Lo integran 47 organizaciones laicales de la Iglesia española y su función, según sus estatutos, es desarrollar la comunión entre todos los integrantes.
 
–¿Y eso qué quiere decir?
–Facilitar el conocimiento mutuo, el reconocimiento entre los miembros y facilitar sinergias entre todos.
 
–Póngame un ejemplo.
–Pensemos en un movimiento como la familia de San Vicente de Paúl, que se ocupa de cuestiones sociales a pequeña escala, y otro movimiento como Justicia y Paz, que actúa a gran escala. Puede haber un momento en el que el horizonte de ambas asociaciones coincida en una acción que pueden hacer conjuntamente y que la enriquece.
 
–Ahora le coge el testigo Dolores García Pi, del Movimiento de los Focolares. ¿Qué tres consejos le daría?
–Que dedique todo el tiempo que pueda a conocer a cada uno de los integrantes y los movimientos, que facilite una metodología en la que cada cual tenga su espacio y que procure abrirse a organizaciones de la sociedad civil que confluyan en ideales o acciones.
 
–¿Qué es lo que más le ha llenado en este tiempo?
–Poder conocer de cerca la gran riqueza de estos grupos eclesiales y la oportunidad de asistir y conocer distintos modelos de expresión y espiritualidad de cada uno de ellos.
 
–¿Qué aporta el Foro de Laicos a la Iglesia en España?
–Una realidad de laicos asociados, cada uno con un carisma, que subraya un modo de evangelizar y de estar presente en la sociedad. Eso hace que la Iglesia cuente con un gran tapiz de colores, de formas de expresión que siempre está ahí para determinadas acciones o problemas de la sociedad civil.
 
–En su opinión, ¿qué retos tiene el laicado cristiano?
–Entre los intraeclesiales hay un reto muy importante: conjugar el gran laicado de vida parroquial ordinaria con el asociado, de forma que el gobierno de la institución eclesial cuente con esas realidades y promueva las sinergias entre ellos. Y hacia la sociedad en su conjunto, diría que el reto es unirse a otras entidades civiles que trabajan con los más desfavorecidos. Unir fuerzas.
 
–Como profesora universitaria, ¿qué cree que hace falta para llegar a los jóvenes?
–Estar en contextos donde ellos están, eso es fundamental; escuchar y utilizar en parte su propio lenguaje y ofrecer cosas de distinto tipo que respondan a sus búsquedas.
 
–Me consta que le ha dedicado muchísimo tiempo al Foro. Ahora que lo deja, ¿qué va a hacer?
–Voy a vivir con más serenidad y quiero dedicarme a estudiar y escribir artículos, dar conferencias… Y tengo la ilusión de escribir un libro sobre cuestiones de ciencia y religión.
 
Información extraída de: http://www.ciudadnueva.com/articulo.php?articulo=2428

Marcar como favorito enlace permanente.

Comentarios cerrados.