COMUNICADO CURSOS DE VERANO 2014: Oración y compromiso por el trabajo digno para una sociedad decente, fraterna y sostenible

Desde el 14 al 23 de julio, hemos celebrado en Ávila, en la Universidad de la Mística (Cites), los Cursos de Verano de la HOAC (Hermandad Obrera de Acción Católica). Son un espacio de oración, diálogo, profundización y convivencia para sacerdotes y seglares. Alrededor de trescientas personas hemos compartido estos cursos cuya temática ha sido” Oración y compromiso por el trabajo digno, para una sociedad decente, fraterna y sostenible”.

En un primer momento, han tenido lugar las Jornadas para sacerdotes, seminaristas y animadores de la fe, bajo el título: “Necesidad de una teología del trabajo en tiempos de crisis y retos que se nos presentan”:

Alvar Miralles, Consiliario General de la Hoac, nos ha dado pistas para “Orar desde la espiritualidad del trabajo”.
Elio Gasda, doctor en Teología y profesor de la Facultad Jesuita de Belo Horizonte, nos ha ayudado a mirar la realidad desde el Evangelio y nos ha insistido en la importancia de la Teología del trabajo para recuperar la dignidad de las personas, como elemento clave para construir una sociedad decente.
Maite Valdivieso, militante y profesora del Instituto Diocesano de Teología Pastoral de Bilbao, nos ha interpelado sobre los retos que se nos presentan ante la situación que estamos viviendo.

Las Jornadas para seglares han tenido dos momentos:

• En un primer momento, hemos tenido un espacio de oración, desde la perspectiva “Orar desde la vida de laicos comprometidos en el mundo obrero y del trabajo”. Para ello hemos contado con las experiencias de precariedad laboral de tres militantes hoacistas:María del Carmen Picón (Sevilla), René Diatta (Getafe) y María del Mar de Haro(Elda, Alicante). Más tarde, Llum Mascaray y Fermín Isaac Rodrigo (Barcelona) han compartido la reflexión sobre “La visión del trabajo en Guillermo Rovirosa”.

• En un segundo momento: Joaquin Nieto, director de la oficina de la OIT en España, nos ha descrito la “Situación actual del mundo del trabajo y sus consecuencias para la vida de las personas”.
Elio Gasda, a través de su reflexión, “Aportación de la Iglesia sobre el trabajo humano como principio de vida”, nos ha interpelado desde el Evangelio y la Doctrina Social de la Iglesia, sobre la necesidad de beber de la pedagogía de Dios y de la teología, para darnos cuenta de lo que está pasando con la vida de las personas trabajadoras desde la mirada de Dios.
Finalmente, Charo Castelló, militante de la Hoac de Castellón y Co-Presidenta del MMTC (Movimiento Mundial de Trabajadores Cristianos) centró su exposición en los “Retos que la situación mundial del mundo obrero y del trabajo nos presenta a la Iglesia”.

Junto con nuestra actividad de oración y formativa hemos tenido también ocasión de escuchar y acoger la experiencia de las jóvenes de la Oficina Precaria de Madrid que han compartido su trabajo de reivindicación y lucha con jóvenes parados y su apuesta por la acción y por la esperanza ante la dificultad de la situación laboral de tantos jóvenes hoy.

También, en el marco de estos días hemos tenido la oportunidad de compartir la eucaristía con la iglesia de Ávila y con su pastor, D. Jesús García Burillo, en la Catedral del Salvador y hemos manifestado públicamente en la calle que nuestra sociedad solo podrá ser decente en la medida que sea capaz de procurar trabajo digno para todos los hombres y mujeres que la formamos.

En los espacios de oración, reflexión y diálogo de los cursos, las personas allí presentes hemos podido compartir algunas de las rica experiencia de vida de quienes, en la situación de desigualdad y empobrecimiento actual, están siendo luz y apuestan por la construcción de una sociedad más fraterna.

Hemos visto que millones de hombres y mujeres están desempleados, privados de su derecho al trabajo. Vemos que quienes trabajan con empleo precario e inestable, con largas jornadas laborales y salarios bajos, no consiguen salir de la pobreza; no pueden vivir con dignidad y cubrir las necesidades básicas. Lo vemos porque además somos parte de esa realidad. Lo que nos está pasando lo describía emocionado el Papa Francisco: “No llevar el pan a casa nos roba la dignidad” (Molise, 6/7/2014 Encuentro con trabajadores y pequeños empresarios)

Ante esta situación reclamamos trabajo digno para una sociedad decente, fraterna y sostenible y creemos necesario:

• Repensar el sentido de nuestra humanidad.

• Repensar la economía y la política desde el carácter humanizador del trabajo.

• Recuperar el sentido y el valor profundo del trabajo más allá del empleo.

• Garantizar una renta básica para las familias, mientras no se pueda asegurar empleo digno para todos.

• Luchar por unas condiciones dignas de empleo, por un trabajo decente.

• La necesidad de reformar los fines sociales de la empresa y de impulsar y extender formas no mercantilistas de empresa.

• Entender y defender que el trabajo lo hacen personas, con necesidad de descanso, de familia y de vida social

• Luchar por la defensa y extensión de los derechos sociales, desvincular derechos sociales y empleo.

• Fortalecer y renovar el movimiento sindical, propiciando una nueva cultura sindical.

Para nosotros y nosotras, militantes de la HOAC, Jesucristo es la verdadera propuesta de liberación para los hombres y mujeres del mundo obrero y del trabajo en todo el mundo. Es tiempo de hacer visible al Dios de Jesucristo, de hacer vida su misericordia, su opción en favor de los más pobres, su pasión por todas las personas, su denuncia de la injusticia que niega la dignidad y su apuesta decidida por transformar todo lo que sea necesario para ir construyendo un mundo de hermanos.

Por eso apostamos por poner en marcha, junto con todos los hombres y mujeres de buena voluntad y junto a otros grupos y organizaciones, otras formas de vivir, trabajar y organizar nuestra vida social… que sean signo vivo y real del Reino de Dios y de su justicia. A ello nos comprometemos.

Ávila, 23 de julio 2014

Extraído de: http://www.hoac.es/2014/08/02/comunicado-cursos-de-verano-oracion-y-compromiso-por-el-trabajo-digno-para-una-sociedad-decente-fraterna-y-sostenible/

Marcar como favorito enlace permanente.

Comentarios cerrados.