38 Legionarios de Cristo ordenados diáconos en Roma

38 religiosos de la congregación de los Legionarios de Cristo –entre ellos, 7 españoles- han sido ordenados diáconos durante una celebración a la que han asistido cerca de 900 personas, y que ha tenido lugar en Roma, en la Capilla del Centro de Estudios Superiores de esta congregación de la Iglesia Católica. El Obispo ordenante, Mons. Mauro Piacenza, secretario de la Congregación para el Clero, afirmó durante su homilía: “Éste es un día de alegría y de esperanza para vuestra congregación y para la Iglesia, que en esta celebración tiene la consolación de ver que crece en belleza, se refuerza su fidelidad, y se dilata su capacidad de servir”.


Entre los 38 nuevos diáconos, de 9 nacionalidades diferentes, se encuentran 7 españoles: Carlos Ranninger Hernández, (de Madrid); Francisco Javier Carrión Armero, Pedro Castañera Ribé, y Manuel María Quero Romera, (de Barcelona); Esteban Castell Núñez, (de Palma de Mallorca); Jorge Bugallo García (de Ponferrada, León) y Francisco José Ballesta Ballester, (de Figueras, Gerona).
El Secretario de la Congregación para el Clero centró su homilía en una reflexión sobre la triple diaconía –que significa “servicio”- a la que está llamado todo diácono: la de la palabra, la de la Eucaristía y la de la caridad. Mons. Piacenza recordó que al diácono le compete proclamar el Evangelio y ayudar al sacerdote en la explicación de la palabra de Dios, que es el diácono el primer colaborador del sacerdote en la celebración de la Eucaristía -“el gran misterio de nuestra fe”- y que el amor al prójimo no debe ser sólo predicado: “debe ser practicado”.
Y subrayó: “Anunciamos la palabra de Dios y no la nuestra; la palabra de Dios y no las ideas de moda… No es la palabra de Dios la que se debe adecuar a las medidas de nuestra comodidad; somos nosotros los que debemos crecer hasta la medida de la Palabra”.
Mons. Piacenza también habló del significado del celibato como una opción necesaria para ser fieles a la vocación, pues “el celibato no es la renuncia a amar; (…) no es una reducción de la propia capacidad de amar; (…) no se trata de no querer una familia; es la voluntad generosa y magnánima de dedicarse, con un corazón que no conoce ni divisiones ni cansancios, a la más grande familia de la Iglesia”, concluyó.

Estas ordenaciones tienen lugar al inicio del año sacerdotal que el Papa Benedicto XVI inauguró el pasado 19 de junio, y que se celebrará en toda la Iglesia Universal coincidiendo con el 150 aniversario de la muerte del santo cura de Ars, patrono de todos los párrocos del mundo.
Los 38 nuevos diáconos proceden de México (19), España (7) Estados Unidos (5), Brasil (2), Canadá (2), República Checa (1), Italia (1), Venezuela (1) y Vietnam (1). Los más jóvenes del grupo tienen 29 años, mientras que el mayor es precisamente uno de los españoles, Francisco José Ballesta, barcelonés de 50 años, médico, doctor en bioética y profesor del Ateneo Pontificio Regina Apostolorum.
Junto a otros religiosos de la congregación –en total, cerca de 60-, recibirán el orden sacerdotal en Roma el próximo 12 de diciembre, Festividad de la Virgen de Guadalupe.
Entre otras curiosidades y anécdotas cabe destacar que entre los nuevos diáconos se encuentran Jiři Brabec -el primer legionario de la República Checa-, Gerardo Fonseca -primo del popular futbolista mexicano Kikín Fonseca-, además de un periodista, tres ingenieros y un experto en las obras de Tolkien.

Mons. Mauro Piacenza es secretario de la Congregación para el Clero. Nació en Génova el 15 de septiembre de 1944. Fue ordenado sacerdote el 21 diciembre de 1969. Se graduó en derecho canónico. En la arquidiócesis de Génova ha tenido varios encargos entre los cuales: docente de Derecho Canónico en la Facultad de Teología de Italia Septentrional, profesor de cultura contemporánea en el Instituto Superior de Ciencias Religiosas, delegado del arzobispado para la Universidad y el trabajo cultural, auxiliar de la oficina de prensa del arzobispado, canónigo de la Catedral. En 1990 inició su trabajo en la Curia Romana. Ha sido jefe de oficina y Subsecretario de la Congregación para el Clero hasta el 13 de octubre de 2003 cuando fue elegido Obispo titular de Victoriana y encargado de la presidencia Pontificia Comisión para los Bienes Culturales de la Iglesia, y de la Arqueología Sagrada. Desde el 7 de mayo de 2007 es secretario para la Congregación para el Clero.
Los Legionarios de Cristo son una congregación católica, que tiene como carisma propio una vivencia profunda y auténtica de la caridad, es decir: conocer, vivir y predicar el mandamiento del amor, con especial hincapié en la benedicencia (bien decir). Buscan vivir y transmitir al corazón de las personas la experiencia transformante de la persona viva de Cristo. Cuentan con 800 sacerdotes y 2.600 seminaristas. Tienen 127 casas religiosas y centros de formación en 22 países del mundo. Dirigen más de 240 centros educativos, entre los cuales se encuentran en España la Universidad Francisco de Vitoria y 10 colegios en Madrid, Valencia, Sevilla y Barcelona. La congregación cuenta también con una obra social -la Fundación Altius- especializada en educación, a través de la cual se ayuda cada año a más de 400.000 personas necesitadas del mundo. CONOCE MÁS EN: www.legionaries.org www.regnumchristi.org