Carta Encíclica Lumen Fidei del Papa Francisco.

Firmada el 29 de junio y completando el ciclo de las virtudes teologales (iniciado con Benedicto XVI con Spe Salvi y Caritas en Veritate), se ha publicado “Lumen Fidei“, la primera encíclica del papa Francisco, acerca de la fe. “Fe, esperanza y caridad, en admirable urdimbre, constituyen el dinamismo de la existencia cristiana hacia la comunión plena con Dios” dice en la primera parte del texto.

Comienza presentando un breve recorrido por la concepción de la luz de la fe, en el que destaca:  “El hombre ha renunciado a la búsqueda de una luz grande, de una verdad grande, y se ha contentado con pequeñas luces que alumbran el instante fugaz, pero que son incapaces de abrir el camino. Cuando falta la luz, todo se vuelve confuso, es imposible distinguir el bien del mal, la senda que lleva a la meta de aquella otra que nos hace dar vueltas y vueltas, sin una dirección fija.Por tanto, es urgente recuperar el carácter luminoso propio de la fe, pues cuando su llama se apaga, todas las otras luces acaban languideciendo”

Continua aclarando que la fe, esta luz,  “nace del encuentro con el Dios vivo, que nos llama y nos revela su amor, un amor que nos precede y en el que nos podemos apoyar para estar seguros y construir la vida“.

El texto se escribe en el contexto de los 50 años del Concilio Vaticano II y en pleno Año de la Fe, circunstancias ambas que nos invitan a poner de nuevo en el centro de nuestra vida eclesial y personal el primado de Dios en Cristo. Porque, como dice el Santo Padre: “ la Iglesia nunca presupone la fe como algo descontado, sino que sabe que este don de Dios tiene que ser alimentado y robustecido para que siga guiando su camino“.

El primer capitulo, el de mayo recorrido histórico, se dedica a presentar la fe de Jesucristo porque como señala: “La fe nos abre el camino y acompaña nuestros pasos a lo largo de la historia. Por eso, si queremos entender lo que es la fe, tenemos que narrar su recorrido, el camino de los hombres creyentes“. Destaca al final de este primer capítulo las enseñanzas sobre la forma eclesial de la fe: que la fe ha de vivirse y confesarse dentro del cuerpo de Cristo, como comunión real de los creyentes. “La fe no es algo privado, una concepción individualista, una opinión subjetiva, sino que nace de la escucha y está destinada a pronunciarse y a convertirse en anuncio.”

En el segundo capítulo trata las relaciones entre la fe y otras realidades como la verdad, el amor y la razón. También destaca la iniciación a la fe de los no creyentes: “La fe concierne también a la vida de los hombres que, aunque no crean, desean creer y no dejan de buscar. En la medida en que se abren al amor con corazón sincero y se ponen en marcha con aquella luz que consiguen alcanzar, viven ya, sin saberlo, en la senda hacia la fe

La evangelización es el tema del tercer capítulo porque ” quien se ha abierto al amor de Dios, ha escuchado su voz y ha recibido su luz, no puede retener este don para sí. La fe, puesto que es escucha y visión, se transmite también como palabra y luz.

La fe no sólo se presenta como un camino, sino también como una edificación, como la preparación de un lugar en el que el hombre pueda convivir con los demás” La encíclica se cierra con un capítulo referido al bien común y con la fe como elemento imprescindible para la construcción de la ciudad fiable. Acaba con una oración a María.

Pueden encontrar el texto completo, también para su descarga en pdf a través de esta dirección: http://www.vatican.va/holy_father/francesco/encyclicals/documents/papa-francesco_20130629_enciclica-lumen-fidei_sp.html

Movimiento de los Focolares: Y tú, ¿qué crees?

Del 28 al 31 de marzo se espera a un centenar de jóvenes de toda España para reflexionar y vivir en torno al tema elegido para este año: Y tú, ¿qué crees?

El programa –organizado por Jóvenes por un Mundo Unido, del Movimiento de los Focolares- se articulará en torno a momentos de reflexión, talleres, momentos lúdicos y, por supuesto, se vivirán las celebraciones y momentos de oración propios de los días santos. Para introducir las reflexiones se contará con un equipo de expertos, encabezado por Jesús Morán, licenciado en filosofía y teología y responsable internacional de las actividades culturales del Movimiento de los Focolares. Y tú, ¿qué crees? está dirigido a jóvenes a partir de 17 años. Comenzará a las 17 h. del jueves 28 de marzo, hasta después de la comida del domingo 31 y tendrá lugar en el Centro Mariápolis Luminosa (Las Matas).

Pueden descargarse su invitación aquí: http://www.focolares.es/mm/file/Inv_SS_%202013.pdf

RCCE: Encuentro nacional de jóvenes 2012

El Ministerio Nacional de Jóvenes de la Renovación Carismática Católica en España (MNJ) organizó el Encuentro Nacional de Jóvenes 2012, bajo el lema: Vivid como hijos de la Luz (Ef 8, 5b). Este Encuentro tuvo lugar en el Colegio Alfonso XII (integrado en el Monasterio de El Escorial, Madrid), entre los días 6 al 9 de Diciembre de 2012.

Se trata de un Encuentro que reúne a más de 400 jóvenes de toda España, entre 13 y 35 años, con un claro un objetivo evangelizador. Este año, con motivo del Año de la Fe, se abordaron cuestiones relativas a la evangelización y a cómo ser testigos de Cristo.

Pueden encontrar más información en: http://www.rccejovenes.es/

Nota de prensa XX Asamblea General Ordinaria del Foro de Laicos

En la Residencia Villa San Pablo de las Misioneras Cruzadas de la Iglesia en Carabanchel, de Madrid se ha realizado los días 24 y 25 de noviembre, la XX Asamblea Ordinaria del Foro de Laicos de España. Bajo la dirección de la presidenta del Foro, Doña Camino Cañón y de la Comisión Permanente del mismo, los presidentes o representantes de las Asociaciones de fieles laicos y movimientos eclesiales se reunieron el pasado fin de semana en torno al lema: Puerta de la fe, puerta abierta.

Parte de los asistentes

Durante los dos días acompañó las reuniones el Consiliario del Foro y secretario de la Comisión Episcopal de Apostolado Seglar Mons. Antonio Cartagena. El presidente de la CEAS y Arzobispo de Valencia, D. Carlos Osoro Sierra, y el obispo responsable en la CEAS del Foro de Laicos y Obispo de Palencia, D. Esteban Escudero Torres hicieron llegar a la Asamblea su cordial y paternal saludo.


En este Año de la fe, el Foro enmarcó su reflexión haciendo memoria de los 25 años del Concilio Vaticano II y de los 20 años de la creación del Foro de Laicos, y expresó su solidaridad con las muchas personas que se encuentran en situación de vulnerabilidad a causa de la crisis que vivimos.
Después de compartir las aportaciones solicitadas a los participantes acerca de cómo se ha planteado cada asociación y movimiento vivir el Año de la fe, se identificaron algunas líneas para llevar a cabo un plan de acción durante los próximos dos años, y se ofrecieron sugerencias para realizar una celebración abierta de los 20 años de vida del Foro de Laicos.
El día 24 por la mañana en su saludo la presidenta realizó una exposición en donde señaló: “Nuestro desafío es hacer creíble que Jesús es el Camino, la Verdad y la Vida, para los hombres y las mujeres de hoy, para los mayores y también para los jóvenes; para nuestros familiares y nuestros amigos. Y esto pasa por nuestras vidas, pero también por nuestra palabra. Una palabra que no sólo comparta la experiencia subjetiva de la fe, sino que también sepa dar razón de ella en “la plaza pública de la historia” como gusta decir. Benedicto XVI.”
El Foro quiso recibir una información sobre el Sínodo recientemente clausurado e invitó para ello a un auditor del mismo, D. Jesús Higueras, párroco de Santa María de Caná, quien compartió su experiencia y ofreció elementos significativos del desarrollo del mismo. Explicó la dinámica del Sínodo y recordó su aportación al Sínodo en donde recordó la importancia de la parroquia en la tarea de la Nueva Evangelización.”De ellas se espera que sean, entre otras cosas, lugares de descubrimiento de la belleza de Cristo cultivando el arte de celebrar.” La exposición de D. Jesús Higueras suscitó mucho interés en los asistentes.
Asimismo, el día 25 se realizó la Asamblea Ordinaria, donde se presentaron los informes de gestión y de economía y se realizaron las elecciones para nuevos miembros de la Comisión Permanente incluyendo el de la renovación del cargo de Presidente. Fue elegida Doña Camino Cañón, de la Institución Teresiana, que será propuesta a la Comisión Permanente de la Conferencia Episcopal Española para su nombramiento.
Así mismo, fue elegida como Tesorera, Doña Fredes Moral de CVX-E (Comunidad de Vida Cristiana de España). Para las tres vacantes de la Comisión Permanente fueron elegidos Doña Sonia Manzano, de las Juventudes Marianas Vicencianas, Doña Paloma González-Blanch de CEMI (Congregación de Estado de María Inmaculada, las comunidades laicas de los marianistas) y Don Luis Miguel Esteban, de Comunión y Liberación, quienes serán vocales junto con los ya elegidos que aún no han terminado su mandato: Don Guillermo Aparicio, de Vida Ascendente, Don Ernesto Rodríguez, de Franciscanos de María y Don José Alberto Rugeles de los Heraldos del Evangelio. Como vicepresidente y secretaria continuarán Don Raúl Fernández, de Salesianos Cooperadores, y Doña Mª Dolores Redondo, del Movimiento Focolar.

De izq a dcha: en la fila superior, Ernesto Rodríguez, Luis Miguel Esteban, Fredes Moral y José Alberto Rugeles; en la fila inferior: Paloma González Blanch, Lola Redondo, Antonio Cartagena, Camino Cañón y Sonia Manzano. Faltan por motivos personales Raúl Fdez. y Guillermo Aparicio.

Doña Camino Cañón en sus palabras de clausura valoró la experiencia de comunión vivida y agradeció la colaboración de todos, especialmente de los vocales que terminaron su mandato Don Jacinto Herrero, del Movimiento Familiar Cristiano, y Doña Maria José Rodriguez,de la Hermandad Obrera de Acción Católica (HOAC).

JMV presenta su Plan Pastoral 2012-2013

 

Daniel Malmierca, el presidente nacional de JMV nos lo presenta con estas palabras:

“Este curso, la afirmación de Cristo que recoge el Evangelista Juan, ha sido elegida como lema que centrará nuestras actividades y nuestra pastoral en JMV. Porque descubrimos en Él la VIDA que se entregó por todos para que descubriésemos al Padre que lo había enviado y así tuviésemos vida en abundancia.

Nuestra vida ha de ser entendida desde esa misma entrega de Cristo en los pobres; porque “no basta que yo ame a Dios si mi prójimo no lo ama”, decía San Vicente de Paúl. Nuestro ser vicenciano debe llevarnos a entregar nuestra vida por los más pobres de nuestra sociedad, para que estos descubran al mismo Cristo en nosotros.

En este curso, Año de la fe proclamado por el Papa Benedicto XVI, tenemos una nueva oportunidad para vivir con fuerza el don de la fe, un don recibido en nuestro bautismo, un don para compartirlo con todos los que nos rodean haciendo, con nuestra vida, que puedan descubrir a Dios Padre que hace maravillas en nosotros.

¡Feliz curso!”

Pueden encontrar más información a través de este enlace: http://www.jmve.org/index.php/component/content/article?id=100